Está claro que la pandemia generada por el Covid-19 ha marcado un antes y un después en prácticamente la totalidad de los negocios a nivel mundial, sin darnos casi cuenta nos hemos encontrado readaptando nuestros protocolos de trabajo, reinventando muchas veces la rueda con tal de no caer en el camino.

Desde las agencias de publicidad para las que trabajamos nos comentan el enorme incremento que se ha notado en inversión tanto en programación de webs / Apps como en publicidad desde principios del año pasado, mucho de este incremento es de clientes que no poseían representación online de su marca o negocio por lo que se han dado cuenta de repente que si no estás en la red desgraciadamente no estás.

Uno de los problemas principales que se han encontrado estos clientes es el desconocimiento del funcionamiento de la red, por lo que no han sabido destinar sus recursos de forma eficiente para conseguir el fin que necesitan que es sencillamente “vender”, ponemos un ejemplo para ver fácilmente como deben destinar los recursos en el lanzamiento de la gran mayoría de casos:

Si tenemos de presupuesto total 100 (anual), necesitamos crear un soporte digital donde mostrar y/o vender nuestros productos/servicios (Web, app, Marketplace….) nunca le destinaremos más de 50 a dicho fin ya que debemos guardar de ese presupuesto por lo menos otro 50 para publicidad, marketing, optimización, creación de contenido, etc.

Este es uno de los principales errores que nos encontramos con los clientes, es tan fácil como entender que si abrimos una tienda física por muy bien montada que esté con el 100% de nuestro presupuesto en la mejor calle comercial de nuestra ciudad, pero con una tela negra por delante que impida que los transeúntes la vean “no sirve de nada”, pues en la red esa tela quien la levanta es la publicidad, cuanto más inviertas (con cabeza y con una buena campaña planificada detrás por supuesto) más levantaras la tela.

Ahora más que nunca los consumidores están conectados digitalmente por lo que las oportunidades de negocio y de venta online me multiplican enormemente,

El Gasto publicitario solamente en redes sociales se ha incrementado en un 56,4% a nivel global sin contar con la publicidad programática o acciones de propagación de contenidos donde nos pondríamos en cifras superiores al 62%,

Todo esto nos lleva a que cada vez sea inevitablemente mas indispensable una buena inversión en publicidad de pago con una muy buena optimización ya que este incremento en volumen lógicamente nos ha llevado a un incremento en CPC (costo por click) más alto desde 2019 y sigue al alza, por lo que cada vez son mas necesarias herramientas de marketing de compra de medios optimizados como por ejemplo Hexagon.click.

Los últimos análisis lanzados por Yuval Ben-Itzhak, presidente de Socialbakers son que ya en el último trimestre del 2020 habíamos alcanzado el 61% de incremento en publicidad online pudiendo llegar en 2021 a cifras que rozan el 70%.

Por todo ello bajo nuestra experiencia recomendamos a todo usuario de negocio que antes de lanzar campañas de pago usando la plataforma que sea, primero se deje aconsejar por un buen profesional del Marketing para que le prepare una buena campaña, por lo menos a un año vista y así no desperdicie nada de su presupuesto y pueda organizarse en esta partida tan importante e indispensable que es la publicidad online.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad